martes, 8 de noviembre de 2016

La Venus del Espejo


Abordar a los clásicos sin instrucciones precisas de algún maestro que nos guíe, es una osadía muy instructiva. Así es como he ido pintando hasta hoy, aprendiendo sobre la marcha. Cuadros que me habría gustado ver pintar.

Es osado porque no mides las dificultades con las que te enfrentarás hasta que las tienes encima. Luego depende en gran medida de la lámina que te sirve de modelo: Cambian las tonalidades, por ejemplo. Aun así, merece la pena. Ayuda a conocerte mejor, a entender al propio artista, a amar más intensamente esa obra que nos "enamora".


He pintado mi propia versión de este maravilloso cuadro, y me encantará compartirlo con vosotros, sabiendo que es un escalón más en mi aprendizaje. Permitidme retocar un par de "cosillas", algo que aún no he logrado que me guste...ese reflejo me parece complicadísimo, Velázquez tenía un sello muy personal para dibujar rostros. No os digo más que, cierto día el menor de mis sobrinos, señaló el cuadro (el mío), y dijo: ¡Una bruja! Y yo me fío de su sentido estético.


El original perteneció a la Casa de Alba y a Manuel Godoy, y tras la guerra contra las tropas de Napoleón, apareció "misteriosamente" en Londres. Esta es la razón por la que no podemos contemplar en territorio patrio una de las mayores obras de arte de todos los tiempos.

A punto estuvo de ser destruida en 1914 por el impulso desatado de una sufragista ofendida. La obra fue restaurada, pero yo sigo preguntándome ¿qué culpa tenían ella de que Velázquez le diera vida a través de sus pinceles?

Enlaces interesantes:

El cuchillo feminista que atacó por la espalda a Velázquez 

https://palomitasenlosojos.com/2012/06/01/una-lectura-de-genero-del-vandalismo-artistico-2-feministas-frente-al-espejo/

https://es.wikipedia.org/wiki/Venus_del_espejo

La Venus del Espejo

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...