sábado, 28 de noviembre de 2015

Eduardo García Benito


Eduardo García Benito (Valladolid 1891-Valladolid 1981) está considerado el pintor vallisoletano más importante e internacional de la primera mitad del siglo XX. Fue uno de los creadores del estilo Art Decó.

Sus obras fueron reproducidas durante más de veinte años por las grandes revistas internacionales del momento, entre 1918 y 1940.

Desde el principio hubo de costearse sus estudios alternando su asistencia a la Escuela de Bellas Artes, dirigida entonces por José Martín Monsó, quién fue su profesor, con un trabajo en una imprenta. Una beca del ayuntamiento de Valladolid le permite trasladarse a París en 1912 para ampliar sus estudios. Allí entra en contacto con artistas como Picasso, Juan Gris o Modogliani entre otros.

Superando las adversidades que comprometían su estancia en Francia al acabar las prestaciones de su beca, realiza unas estampas sobre la historia francesa con las que alcanza la fama en poco tiempo, y su reputación artística le permite contactar con nuevos editores y ventajosas propuestas. Colabora con Vanity Fair y Vogue. Realiza también vestuarios para teatro.

El fin de la Primera Guerra Mundial supone un cambio de mentalidad, que tiene su incidencia en la arquitectura y la moda. Se intenta conseguir lo más práctico y confortable evitando lo suntuoso. Y Benito sabe entender esta necesidad de cambio.

En su vida particular contrae matrimonio con Magdalena Richard, y son padres de Isabel, Magdalena y Juan Pablo.


En 1923 expone por primera vez en Nueva York y su éxito es rotundo. La crisis de 1929 afecta profundamente a su economía, y pese a su éxito en Estados Unidos regresa a París, ¡la nostalgia! Para entonces, había perdido sus antiguos contactos en la capital francesa, y vuelve a España. El inicio de la guerra civil española le lleva a regresar a Francia donde viven la ocupación alemana. Esta situación impide sacar sus ahorros de suelo francés, pero Benito trabaja sin perder su optimismo. Tras el segundo conflicto mundial, se considerará un expatriado. La nostalgia de nuevo le hace regresar a Valladolid.

El mismo García Benito publicó hasta 1962 en El Norte de Castilla recuerdos de su vida bajo el epígrafe "Apuntes de Juventud", recopilados por Mª Teresa Ortega Coca en su libro "Eduardo García Benito y el Art Decó". Extraigo un pasaje conmovedor (simplemente como pequeño homenaje):


Lo que vengo a buscar en Valladolid es un adolescente que busco en vano en las orillas del Sena. Un adolescente que encuentro a cada paso en Valladolid, en el laberinto de sus calles, en los soportales de una plaza, embelesado ante un puesto de figuras de Navidad. Un adolescente ávido de conocer, que al marchar abandoné sólo, dormido en el andén de la estación y que se despierta y viene a mi encuentro en cualquier parte del mundo cuando una campana toca con la voz de la Catedral. Un adolescente que me espera en el andén cuando llego y me acompaña a todas partes y que se me parece...

 Casi treinta y cinco años después de su muerte, la ciudad que le vió nacer y morir, esta misma desde la que yo escribo estas líneas, trata de no olvidar quién fue este grandísimo artista, aunque lo haga con tanta timidez, que sigo creyendo que pocas personas de a pie sabrían decir hoy quién fue García Benito.



En la página de pasión por las artes, en la sección exposiciones anteriores, si pincháis en 2011, encontraréis el dossier sobre la exposición realizada ese año en la ciudad. http://www.pasionporlasartes.es/

Despedida Anciano y viudo, sigue apostando por su ciudad en 1966. ¡Entrañable!

Un Pintor A su muerte hay pocos que aún le recuerdan en 1982. Interesante lectura escrita por D. Miguel Delibes. Para él pinto "Mujer de rojo sobre fondo gris".

Reseña obituario

Sus obras aún se venden en el mundo

Ilustraciones

 http://eduardogarciabenito.blogspot.com.es/  Blog del IES Delicias cuya sala de exposiciones lleva su nombre.

Inauguración

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...