martes, 28 de octubre de 2014

III Marcha Contra el Cáncer

Queremos que el cáncer deje de llevarse a seres queridos. Animar a los investigadores a descubrir cómo decirle a esas células que vuelvan a funcionar correctamente. No vamos a rendirnos, porque cada año somos más las personas que nos unimos en una caminata simbólica y esperanzadora.

Este año se ha celebrado la tercera edición. Dieciseis mil personas reunidas. Este año la gran marea verde; niños, jóvenes, ancianos, en pareja, en grupo, solos, con mascotas, corriendo, en patines o caminando. No hay excusa para no celebrar esta jornada.

La recaudación se emplea en becas para investigación.


Por el norte

Por el sur

¡La más valiente! Sentí mucha ternura por ella.

 ¡Vaya mañana de sol!

El "peque" quería tocar al caballito (la yegua)

Unos iban y otros venían.

Las caminatas son más llevaderas con alguien sosteniendo tu mano.

Marcha contra el cancer

http://www.elnortedecastilla.es/valladolid/201410/27/marcha-contra-cancer-valladolid-20141026200519.html


jueves, 23 de octubre de 2014

Apagón Interestelar, ¡Qué Fuerte!

 Imagen: http://www.fondoswiki.com/paisajes/fondos-de-pantalla-del-espacio


¿A quién no le gustan las películas de extraterrestres? Suponer que hay vida en otros planetas, en otras constelaciones no es nada nuevo. Para la mayoría de culturas antiguas eran dioses, esto es, daban por sentado que esos seres llegados de ... vaya usted a saber dónde, tenían superpoderes o eran héroes de fuerza descomunal.

En mi modesta opinión, muy pocas se llevan el aprobado, ni como entretenimiento ni como historia creíble. Algunas son muy tiernas (E.T.), otras son ocurrentes aunque no se aprovechó todo el potencial (Stargate, Outlander) , están las inclasificables que te hacen gracia (Distrito 9, Mars Attacks!) y las menos, se convierten en objeto de culto, en sagas (La Guerra de las Galaxias, Star Trek, Alien o Depredador). Vale, y para los de ciertas generaciones, V.

Luego está el resto. Hace poco ví La Hora más Oscura, que bien se pudo traducir como El Apagón. Con estas pelis primero me entra una especie de cabreo, luego sólo le veo absurdeces, y al final, casi me entra la risa. Trama que no voy a contar aquí, por cierto.

¿De veras hay mandamases en Hollywood y alrededores a quienes no les importa soltar millones por semejantes guiones? ¡Qué lastima de ingenio! ¿De veras unos insectos robotizados pueden conducir naves con las patas? Seres gigantescos, ríase usted de la era de los dinosaurios, cubiertos de babas y mocos, feos, malos y chillones, que ¡mira por dónde!, todos incluyen carne humana en sus variadas dietas interplanetarias. Que saben conducir calculando rutas entre estrellas (sin conocer a Ulises), algoritmos matemáticos (sin saber quién fue Pitágoras), que construyen naves con aleaciones magistrales (sin tener antepasados herreros). ¡Ah!, ¿que la información la llevaban en los genes?

¿Me tengo que creer que son más inteligentes que los pobrecitos humanos? ¡Venga, hombre! Una vez superada la decepción inicial, llega lo peor, la manera de destruir a los infames visitantes. Ahí salen los más modernos, destructivos y flipantes arsenales sacados de ... la manga. Vamos, lo normal que cualquier ciudadano del mundo tiene en la despensa de su casa (que estos malvados han destruido todo menos las fábricas de armas, parece). Que digo yo que lo primero sería preocuparse de buscar alimento y agua. Y ya puestos, todo el mundo sabe, de repente, pilotar aviones, helicópteros y lo que haga falta (en una situación de extremada gravedad uno se supera a sí mismo, pero eso es demasiado exagerado), porque otra cosa que parece no acabarse en caso de invasión interplanetaria es la gasolina.

Al final, las ciudades quedan arrasadas (da igual, ya las volvemos a levantar si eso), han muerto mogollón de mogollones de personas (da igual, ya nos reproducimos como locos si eso), y uno de los "protas", cual Escarlata O´Hara grita agitando su puño al viento: ¡Y como se os ocurra volver, os damos pa´l pelo dos veces, hala!

Anda que, como nos estén viendo los pobladores de otros planetas, tienen que estar partiéndose de la risa.

Os dejo con la Cantina de Mos Eisley, que tiene mucho ritmo.




jueves, 16 de octubre de 2014

Otoño Lleva Ñ

Cuando yo era niña y en la escuela nos contaban cómo había funcionado el mundo hasta nuestros días, cómo habían aparecido y desaparecido imperios, en qué circunstancias se habían creado muchos grandes inventos, a qué le temían nuestros antepasados,... y tantas cosas, yo me consideraba afortunada. 

Para ser más exacta, consideraba que las generaciones de los entonces niños éramos afortunadas. Suponía que sucedía lo mismo en todas las partes del mundo, porque entonces, mi ingenuidad estaba impoluta. Teníamos suerte de no haber pasado hambre, ni frío, ni miedo por culpa de una guerra.  Cuando nos poníamos "malitos" nos atendía el médico sin pensar en cómo podríamos pagarle, y sobre todo, nosotros habíamos aprendido la lección que no supieron entender los mayores. Traeríamos la paz mundial y las guerras formarían parte del pasado.

Muchos acontecimientos han sucedido desde entonces mientras la actualidad nos aturde con su velocidad y brutalidad.

Hoy me han enviado un correo. Frases repetidas pero necesarias para reflexionar y tratar de sonreir antes de imbuirnos de nuevo en nuestros trajes de "realidad". Un bálsamo, una caricia, un descanso:


La paradoja de hoy es que:
- Se tiene paciencia para construir grandes edificios, pero no para controlar nuestra cólera.
- Hay larguísimas rutas, pero puntos de vista estrechos.
- Se gasta más, pero se posee menos.
- Se habita en casas más grandes, pero las familias son más pequeñas.
- Se disfruta de más comodidades, pero se tiene menos tiempo libre.
- Se acumulan más diplomas, pero cada vez hay menos discernimiento. 
- Se han multiplicado los haberes, pero disminuyen sus valores.
- La ciencia permite vivir más tiempo, pero se ha priorizado la cantidad sobre la calidad, pues para muchos, su línea de vida es triste y monótona.
- Se hacen viajes al espacio, pero resulta muy difícil atravesar la calle para presentarse al vecino.

 

miércoles, 1 de octubre de 2014

Aquí Mi Blog Y Yo


El blog está cerca de cumplir su quinto añito.

No está mal si tenemos en cuenta lo veloz y cambiente que es el mundo virtual.  Recuerdo el momento en el que, superando mi timidez, quise compartir con otras personas mis primeros cuadros. Decidí que no quería ser una mera "copista" de los trabajos de otros artistas. Como dice el refrán "Toda larga caminata comienza con un paso", así es, la aventura de no saber hacia dónde va a conducirte ese primer paso.

Desde entonces, este pequeño y humilde rincón, "El Taller de Mari", ha pretendido ser un lugar acogedor en el que encontrar historias preciosas, amabilidad, sonrisas y buen humor, porque se pueden decir muchas cosas sin perder la sonrisa ni las buenas maneras. Cada día trae sus propias preocupaciones y desvelos, pues afrontémoslas con lo mejor de nosotros.

Aquí no encontrarás lo último en tendencias, cotilleos de actualidad, nada de glamour, ¡cachis! A lo sumo, un cuaderno de bitácora escrito por una princesa a la que le cuesta encontrar su lugar en el mundo, que pinta, escribe y fotografía, mientras se deleita admirando la bondad repartida por el mundo, admira a grandes personajes hoy casi olvidados, sueña con el esplendor de antiguas civilizaciones, y siempre está dispuesta a ser un pequeño rayito de luz en la vida de los lectores que quieran asomarse al blog.

Hoy, este blog y yo, nos renovamos y seguimos caminando, allá donde nos llevé el azar, como cantaba Don Quijote en " El Hombre de la Mancha". Se bienvenid@, no temas compartir tu parecer, opina, entra cuando puedas y te apetezca, nada me gustaría más que sintieras este sencillo taller como algo querido y cercano.

PD: El primer cambio ya se ha producido, mi nick deja de ser Samotracia, para simplificarse en Mari.

martes, 23 de septiembre de 2014

Colonias


Mi olfato se ha vuelto exigente con los años. Como un olor me parezca insufrible me cuesta mucho disimular. El otro día, sin ir más lejos, subí a un autobús (qué de historias) y enseguida me llegó un tufo a humanidad "ejercitada". Sudar es algo normal, pero ese era un olor "acumulado". Parecía que a nadie más le molestaba, pero ya os aseguro que era imposible de disimular.

Mi reacción fue ponerme unas gotas de colonia que llevo en el bolso en la base de la nariz. Y, en cuanto quedó libre, situarme cerca del conductor, que llevaba la ventanilla bajada. Iba pensando si el problema lo tenía yo, por mi excesivo celo olfativo, o quien es capaz de salir así, huyentando al personal. 

De la misma manera, no soporto estar cerca de quien lleva perfumes rancios, algo frecuente en personas de cierta edad. Estiran las esencias que les han regalado por pasados cumpleaños, sin percatarse de que pasado un tiempo el contenido pierde su buen aroma, quedando un olor "enranciado".

Escuché decir un día al dependiente de la perfumería donde suelo comprar, que si no lo vas a usar con frecuencia, es mejor comprar los frascos de perfume pequeños, para que no se estropeen.

Hubo una época en la que necesitaba salir de casa "bañada" en colonia. Hasta que me percaté de que había personas a las que les podía molestaba, y me moderé. Colonia, agua fresca, revitalizante,...¡me encanta! Sensaciones de estar recién duchados, de jabón bueno, ¿a quién no le gusta? ¿nunca ha pasado alguien por tu lado y has levantado la nariz intentando seguir la estela de tan "rico" olor? Y te dan ganas de tocar en el hombro a la persona y preguntarle qué colonia lleva.

La diferencia entre un perfume y una colonia es la concentración de esencia, menor en esta última. Se debe a Feminis la creación de una composición llamada Aqua mirabilis, agua admirable, a base de: romero, bergamota, lavanda, flores de naranjo y limón, principalmente.  

Giovanni María Farina mejoró la fórmula y la patentó, trasladándose a Colonia, Alemania, para evitar ser acusado de brujería. Farina llegó a describir personalmente la fragancia del Agua de Colonia Original: «He descubierto un perfume que me hace recordar a un amanecer italiano, a narcisos de montaña, a azahares de naranjo justo después de la lluvia. Él me refresca y refuerza mis sentidos y mi fantasía» (tomado del archivo Farina. Traducción libre de una carta escrita por G. B. Farina a su hermano Bautista en 1708), según cita extraída de Wikipedia.

Más tarde, Roger y Galette heredan el negocio, convirtiéndose en la referencia por excelencia en el mundo de la perfumería, y de la cosmética.

En España tuvimos la casa Gal (Lavanda Inglesa, Heno de Pravia...), Myrurgia (1916, Maja...). Actualmente estas compañías fueron absorbidas por la casa Puig. Sin olvidar Álvarez Gómez.

Heno de Pravia, Lavanda Inglesa de Gal y 1916, irán siempre asociadas en mis recuerdos a las tardes en las que mi madre concluía la hora de nuestro baño con una buena dosis de estas colonias. Hubo otras después, como Nenuco, S3, Denenes, Johnson... ¿Alguien recuerda Chupetín que traía un diminuto muñequito en forma de bebé dentro?

http://www.todocoleccion.net/colonia-chupetin-anos-80-casa-pervisa-barcelona-cierre-almacen~x30063666

Enlaces Interesantes:

4711
Roger and Galette
Salvador Echeandía Gal
Myrurgia
Álvarez Gómez


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...